¿Branding o marqueando?

Marcas que hablan castellano en Estados Unidos

¿Qué tienen en común Colorado, Florida y Nevada? Aparte de ser estrellas en la bandera de Estados Unidos, el nombre de estos estados tiene su origen en el castellano. También hay ciudades estadounidenses cuyo nombre procede del español (Los Ángeles, San Diego, Palo Alto…), hay ocho ríos que se llaman salmón y 41 montañas conocidas como Mesa Negra. Además del imborrable rastro toponímico de la presencia española desde la costa atlántica hasta incluso Alaska, el español está en auge desde hace años en Estados Unidos y eso hace que también en el mundo. Y eso, obviamente, se nota en las marcas.

España, con sus 47 millones de habitantes, no es el país con más hispanohablantes del mundo. Bueno, no es ni el primero, ni el segundo. En México hay más del doble de personas que en España hablando castellano. Justo al norte está el segundo país del mundo con más personas parloteando las letras de Cervantes, Estados Unidos, con sus 57 millones de hispanohablantes. Después tampoco va España.

El español en las americas
En millones de hispanohablantes, México, Estados Unidos, Colombia y España

La relación entre el español y Estados Unidos también se refleja en la comunicación de todo tipo de marcas. Empezando por el naming, hay muchísimas empresas estadounidenses cuyo nombre procede del castellano. Estos son algunos ejemplos.

Telemundo: Es la cuarta cadena de televisión más vista en Estados Unidos, sólo por detrás de NBC, ABC y CBS. Y no es TVWorld, es Telemundo.

El Pollo Loco: Se trata de una franquicia de restaurantes de pollo asado mexicana con más de cuatrocientas sucursales en Estados Unidos y México. No tienen presencia en España, así que es posible que no los conozcas, pero en Norteamérica son muy populares.

Mesa Airlines: Esta aerolínea estadounidense, con una flota de 80 aviones, tiene su sede central en Arizona.

Humana: Esta empresa se dedica a los seguros de salud, fundamentales en Estados Unidos ante la ausencia de un sistema público de salud. Tiene presencia en todos los estados del país.

Mettler Toledo: Se dedican a fabricar básculas, entre otros instrumentos por el estilo. Cuenta con más de 14.000 empleados.

Cisco: ¿Cómo llamas a tu amigo Francisco? Puede que Fran o Paco, pero hay otras variantes. Por ejemplo, Cisco, contracción que utilizan los californianos para referirse a la capital de su estado, San Francisco. La multinacional especializada en comunicaciones Cisco fue nombrada en honor a dicha localidad, a la que pusieron nombre los colonos españoles. El logo refuerza el naming.

Papa John’s Pizza: La tercera mayor pizzería de Estados Unidos toma el nombre de la forma cariñosa con la que nos referimos a nuestros padres. Otras empresas siguen el mismo camino, como Papa Murphy’s.

Patagonia: Una de las marcas de ropa más importantes del país norteamericano toma su nombre de la región argentina de la Patagonia. Magallanes dio nombre a los habitantes en el siglo XVI, a los que bautizó como “patagones”.

Concho: Esta petrolera texana toma el nombre de la zona desértica de Concho en Arizona. Algunas teorías señalan que el nombre procede de “concha”.

Panera: Otra cadena de alimentación, esta vez de bollería, pan y café. Tiene más de 2000 tiendas en Estados Unidos y Portugal.

Sierra Nevada Corporation: Hay varias empresas con este nombre. En este caso nos referimos a una aerospacial, pero también hay una cervecera.

Toro: Esta empresa de Minnesota se dedica a fabricar máquina cortacésped.

Taco Bell: Esta cadena de cómida rápida, cada vez más extendida en España, es un clásico en Estados Unidos. Taco no es una palabra que hayan inventado los británicos.

Hasta las empresas ficticias, las que las películas y series, se acercan a términos en castellano. Solo hay que echar un vistazo, por ejemplo, a Breaking Bad y Los pollos hermanos.

La mayor parte de estas empresas son del sur del país, precisamente donde la población hispanohablante es más abundante. Hay más empresas que suenan a Valladolid en Texas que en Alaska.

El español en Estados Unidos

1. Texas: 29,6 % de hispanohablantes, 7.649.654
2. California: 29,0 % de hispanohablantes, 10.661.167
3. Nuevo México: 26,8 % de hispanohablantes, 523.153
4. Nevada: 21,8 % de hispanohablantes, 600.720
5. Florida: 21,3 % de hispanohablantes, 4.150.583

El inglés es el idioma principal en el branding, como se puede comprobar en este otro artículo de Distrito Branding. Empezando por el nombre de esta materia, branding, el inglés está en todo: naming, key visual, look and feel, brand book, brand champion, ads en redes sociales, marketing, brainstorming… También es la lengua principal de muchos negocios, como la política. Aquí tenemos a Obama intentado seducir a los millones de hispanos de Estados Unidos.

Pasa con todos los negocios. No se trata de una novedad.

Lo que sí resulta interesante es cómo empresas adoptan claims, nombres y mensajes en lenguas extranjeras sin motivos aparentes. En todo el mundo se hace con el inglés porque es al siglo XX lo que el latín al II. En Estados Unidos se hace con el castellano por las razones demográficas que ya hemos explicado anteriormente.

No hay que llevarse las manos a la cabeza, pero la pluralidad lingüística, que no es más que un plus de riqueza cultural, genera discusiones allí donde asoma. Los mismos prejuicios que algunas personas muestran en España ante los anglicismos se presentan en Estados Unidos ante los hispanismos.

El interés por los términos en otros idiomas tienes muchos procedentes. En la música encontramos muchos ejemplos. ¿Por qué funcionó La Macarena en todo el mundo? ¿Por qué nos encantaba el rumano Dragostea dintei?